primer premiu nel fotomaratón sidreru

Dende que me enteré qu’en Casu se facía un fotomaratón, llevaba tiempu con ganes de probar, aunque tovía, nun había dío a nengunu. Esti “I fotomaratón sidreu” de Xixón yera una bona oportunidá pa ver como yera esti tipu de concursos. Podíes sacar diez semeyes, en tol día, pero nun se podía esborrar nenguna. Esto facía que tuvieres que pensar perbién el tiru, esbillar muncho el momentu y nun tener nengún fallu na lluz o la composición. Una carauterística que facía más complicáu el concursu, pero que tamién-y daba más interés.

Sólo pude dir pola tarde, y teniendo en cuenta que taba’l día nubláu con dalgun claru, la lluz nun yera dura. Aprovechando la xente que había, podíen facese bastantes semeyes sociales, sobre too con guah.es (col problema de los drechos d’imaxe qu’eso trai) y si teníes imaxinación, dalgun bodegón de temática sidrera. Siempre pienses que los demás ya ficieron les típiques semeyes, de la botella posá nel pegoyu, l’escanciaor chiscando a contralluz y demás clásicos populares, pero a la hora la verdá, la imaxinación agarrótase asgaya, sobre too, cuando ves que llega la hora d’entregar la tarxeta memoria coles 10 semeyes.

Al final, una tarde prestosa con bona compañía, ente semeyes y sidre. Y sobre too, muncha suerte na decisión del xuráu, con un primer premiu y tres segundos. El premiu, yera el mio pesu en sidre y una cena pa dos persones nun chigre de Xixón. Aunque paez que lo tuve too de cara, nun toi d’acuerdu (como en casi tolos concursos que participé) cola decisión del xuráu, dexando ensin premiar a semeyes muncho más guapes que les premiaes. Sobre too, nuna categoría concreta, onde’l segundu premiu correspondió a una semeya que fice yo, que tenía de base una idea bona, pero la execución yera pésima, poro, nun merecía esi segundu puestu al mio paecer, habiendo dos semeyes muy buenes ente les finalistes.

Advertisements