hai coses qu’enxamás cambien

Aunque pasen los años, camuden les modes, les tendencies, los vezos de consumu y ociu, aunque piesllen les mines y camuden la industria por cais peatonales, carreteres nueves y faroles fashion. Aunque se hayan desaniciao les cocines de carbón, el so golor, el so collor manchando les cais de La Cuenca. Aunque les perres de les prexubilaciones nublen y amordacen la conciencia coleutiva, al ser el sentíu cimeru d’una prostitución a curtiu plazu (por que les perres igual que la guapura, acábense ceo). Aunque hayas visto colar a tolos tos collacios, p’algamar un trabayu acorde colos sos estudios, aunque veas cayer los años enriba de to pa y se-y esblanquiñe’l pelu a la vez que a tí, la xente lleva tiempu tratandote como si ya fueras un paisano, pidiendote que te comportes como tal, ensin dase cuenta qu’entá’tiss un guah.e, que nun quies dexar de ser un guah.e. Aunque salgas de to casa pa dar un paseín y veas edificios onde había cases vieyes de finales del sieglu XIX, onde había praos, onde había güertes, onde había fábriques. Aunque teas nidio que hubo un tiempu bien delimitáu que ya coló y namai pervive na to memoria y na to señaldá, de xemes en cuandu, daste cuenta qu’hai coses qu’enxamás cambien.

Por ciertu, güei a la auna y picu la mañana, matose un mineru nel Molinucu, (Lláscares) Pozu Candín.

Advertisements