nel fondu…

Hay xente que trabaya de cara a la galería. Los demás son un pasu intermediu y necesariu p’algamar la satisfación personal cola xera que tienen ente les manes. Nun’tis la esencia del propiu trabayu lo que-yos da puxu pa siguir alantre y nun dexalo aparcao o, nel peor de los casos, escaecelo dafechu, como tantes otres coses que quedaron nel camín, muertes ya por siempres. Normalmente, nun se reconoz. Xuramos que facémoslo por nós mesmos y cuando lleguen los reconocimientos de la xente, en casu que los haya, dizse que’tis una consecuencia llóxica del trabayu, duru y bien fechu, que a la fin,’tis lo que da sentíu cimeru a too. Cínicos. Somos asina, traémoslo de serie nos búcles del A.D.N., innato, pero cola necesidá de negalo y facer ver que la rialidá ta xustamente a la escontra de los nuesos intereses y la nuesa conducta. Sería perfácil comprobalo. ¿Cuántos y cuantes siguirien, componiendo, pintando, tallando, escribiendo, diseñando…, si tuvieran que pagar l’impuestu de facelo a cambiu de nun podelo compartir enxamás cola demás xente?, ¿Cuántos y cuantes siguirien creando si supieran qu’ellos diben ser los únicos espectaores de les sos obres?. Pocos, muy pocos…

Ente les poques coses buenes que tien el ser humanu’tis qu’hay xente muy estremao a lo llargo’l mundu. L’home y la muyer, tienen demostrao abondo que son capaces de lo meyor y na mayoría de los casos de lo peor. Si esto’tis asina, ta preclaro que tien qu’haber xente que nun s’adapte a les carauterístiques descrites enantes, xente que-y paezca’til pretencioso y altanero buscar l’aprobación popular d’una manera tan obscena como’tis esponer una creación propia n’una sala d’esposiciones, presentala delantre un xuráu d’un concursu, ofrecela a otros profesionales relacionaos col tema pa que-y den una salida meyor a la tu creación, siempres respetando y llevando por delantre el nome l’autor, o quiciavis ponelo n’un soporte al que la xente tenga accesu dende cualesquier parte’l mundu. Nun se pue negar que la obra medra na mente a la vegada que’l pensamientu de si tendrá la aprobación de los demás. Sicasí, hay vegades que les coses que tan más a la vista, son les que naide ve y esa vulnerabilidá de cara al mundu’tis, precisamente el so arma pa mimetizase col entornu. Por si acasu, voy poner el copyright a esti articulu, por que a lo meyor apetezme publicalu dientro d’un tiempu ©.

Advertisements