l’entamu, col aire les castañes…

Entamamos una nueche d’ochobre a llevantar les paredes d’esti fortín, asina como entama la gueta les castañes, un 10 del 10 a les 2 de la mañana. Asina como’l oriciu tien un momentu de despiste y déxase vencer pola fuercia la gravedá, faciendo inútiles los sos esfuerzos por siguir xuníu a la castañal que lu vió ñacer y lu ayudó a medrar, llamentándose n’una caída al vacíu namai frenada pola mezcla d’agua y tierra que nos llimita la rialidá enbaxo los pies y espera preocupau por que sabe que ’tain’t más que cuestión de tiempu que daquién pase pol camín, lu tope averau a la seve y ayudándose de los pies y el cayáu saque la so esencia, la razón d’esa defensa dañina pa acabar siendo’l co-protagonista d’un amagüestu canibal.

Entamamos ensin ilusión. Quiciavis seya un reflexu de la vida. Nun somos nuevos nesto, aunque entá nos queda muncho por ver, como na vida. Prestaríanos abondo que nel añu 2060 tuviéramos delantre los nuesos güeyos una xera ya conocía pola esperiencia de la nuesa hestoria y entá, abellugáramos ente los polmones un puñaín d’ilusión.

Advertisements